La calidad del vino ante el cambio climático

El interior de la Península Ibérica es una de las zonas del mundo, con la excepción del Ártico, donde el calentamiento global está incidiendo con más fuerza, duplicando la media mundial (alrededor de 1.5º C). Desde 1990 el fenómeno se ha acentuado y el calentamiento observado alcanza ya 0.7º C como promedio. ¿Cómo incide este calentamiento en la calidad del vino?
Curiosamente no todas las noticias han de ser malas. Si bien en las zonas más calurosas como las bajas de Levante, Extremadura o Andalucía puede ocurrir que la maduración acelerada inducida por las altas temperaturas pueda ser perjudicial, en otras zonas más templadas como Castilla La Mancha, zonas altas de Levante, Extremadura y Andalucía, Rioja y Cataluña y especialmente Castilla-León y Galicia el efecto puede ser beneficioso al estar asociado el calentamiento climático a veranos más homogéneos y menor incidencia de enfermedades. En estas zonas todavía se dan los óptimos climáticos en las épocas de crecimiento vegetativo, por lo que más bien el calentamiento ha sido un factor beneficioso.
¿Qué nos depara el futuro? Aún no se sabe bien el grado en que afectará el calentamiento climático en las próximas décadas, aunque es probable que continúe la tendencia a su aceleración. De ser así sí que nos podremos encontrar con problemas en ciertas zonas especialmente cálidas y con descensos de calidad en la mayoría del país.

Para más información: Link a la fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *