Efectos del riego y métodos de riego sobre la calidad del vino

Existe la creencia generalizada de que un vino procedente de un viñedo regado ha de ser forzosamente de calidad inferior a uno procedente de un viñedo de secano. Sin embargo esto solo es cierto bajo ciertas condiciones, como demuestra este interesante trabajo. En realidad solo en circunstancias de altas producciones es cierto, pudiendo establecer el límite entre 7.000 y 10.000 kg/Ha. Por debajo de esas producciones el riego no afecta a la calidad del vino. Métodos como la aplicación de estrés hídrico parcial tampoco tienen efecto alguno sobre la calidad. En altas producciones sobre todo vemos un desequilibrio en la relación málico/tartárico, que hace subir el pH del vino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *